Aún tengo pendientes de subir y compartir con vosotros algunas recetas más de setas en Gastronomía en verso así que dado que el pasado otoño ha sido muy generoso con nosotros, os invito a degustar virtualmente un par de huevos camperos escalfados con Boletus que están exquisitos.
La fuente que he consultado para cocinar esta receta es el libro denominado “La cocina efficient de Martín Berasategui “: BRA & Martín Berasategui. Pasión e innovación en la cocina.
Os invito a visitar la página Web de Cocina con BRA donde podéis encontrar estupendas recetas y consejos.
Vamos con la receta:

Ingredientes:

Para los hongos a la plancha:

1/2 kilos de Boletus limpios y troceados en láminas de 1 cm de grosor.
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
1 pizca de perejil picado.
Sal

Para los huevos escalfados:

2 huevos camperos.
1 chorretón de vinagre de sidra.
Agua.
Sal.

Preparación:
1º.- Limpiamos muy bien los boletus con un paño humedecido en agua y un pequeño cuchillo retirando las pequeñas hojas o ramitas pegadas y seccionamos todas las partes que estén podridas y reservamos.
2º.- Situamos un huevo campero en cada tacita como podéis observar en la fotografía superior.
3º.- En un cazo ponemos agua y cuando comience a hervir le añadimos un buen chorretón de vinagre de sidra para romper los borbotones. Ajustamos la intensidad del fuego de manera que en ningún momento el agua hierva violentamente.
4º.- Escalfamos los dos huevos deslizándolos con cuidado hacia el agua caliente donde permanecerán por espacio de un minuto (1) aproximadamente.
5º.- Volteamos los huevos cuidadosamente con una espumadera.Pasado el tiempo, sacamos los huevos del agua caliente y los introducimos en un pequeño recipiente con agua limpia y tibia ligeramente salada (1 cucharada sopera por litro).
De esta manera se corta la cocción, las yemas no cuajan y eliminamos de la clara el gusto a vinagre transmitido por el agua de cocción.
6º.- En una sartén muy caliente, añadimos tres cucharadas de aceite. En cuanto humee ligeramente, añadimos las láminas de los boletus, que han de quedar bien planas y en contacto directo con el fondo de la sartén, sin apilar ni amontonar. Saltearlas vuelta y vuelta hasta que queden bien doradas. Retirarlas a un plato caliente y sazonarlas ligeramente.
7º.- Distribuimos los dos huevos escalfados sobre las setas que previamente hemos salteado, espolvoreamos con perejil picado y servimos a nuestros comensales.
8º.- Ya en la mesa, rompemos los huevos sobre las setas. Al romperse, las yemas harán las veces de una rica y untuosa salsa.
Familiares, amigos y compañeros amantes de la comunicación virtual sin barreras, no sé si dispondré de tiempo para subir algún plato más a esta cocina que también es la vuestra, así que por si acaso os deseo a todos -especialmente a nuestros seguidores en esta Aldea Global- una vez más, una feliz despedida de año y un feliz año 2014 rebosante de salud, trabajo, dinero, amor y mucha ilusión, esperanza y motivación personal para seguir caminando y compartiendo gratos momentos porque cuando se comparte se gana.
 Rimas Del Huevo Frito

Del salón en el centro,la mesa,
ostentaba el condumio casero
y en plato de lúcida loza
veíase el huevo.

¡Cuánta clara tenía en la cara!
¡Cuánta yema tenía en su pecho
aguardando la mano de nieve
que moje en su centro!

¡Ay, pensé, cuántas veces el hombre
está frito cual tímido huevo,
esperando una voz que le diga:
“Este mes te subimos el sueldo”

¿Qué es huevo frito? -dices mientras clavas
tu mirada en el pálido trasluz
¿Qué es huevo frito? ¿Y tú me lo preguntas?
¡Huevo frito eres tú!

Jorge Llopis
Con la plantilla de algunas rimas de Gustavo Adolfo Bécquer tales como “Del salón en el ángulo oscuro, de su dueño tal vez olvidada, silenciosa y cubierta de polvo, veíase el arpa”; y “¿ Qué es poesía?, dices mientras en mí pupila tu pupila azul. ¡ Qué es poesía ! ¿ Y tu me lo preguntas?. Poesía… eres tú”, enjareta Llopis sus versos dedicados al huevo frito solitario, viudo. Ya sabe que la unidad del huevo son dos y que cuando se rompe a la pregunta de cómo se quiere el huevo ha de responderse con la “s” final marcada para que el plural quede muy claro.

Nota (Fragmento) Literal: La Gastronomía en Verso (Enrique Mapelli).

Print Friendly, PDF & Email