Huevo frito en aceite de oliva virgen extra donde previamente había confitado 300 gramos de Trompetas de los muertos o Craterellus cornucopioides.
Como ya os he comentado en alguna de mis anteriores entradas, este último otoño ha sido muy generoso en setas y pude conocer y degustar las Trompetas de los muertos o Craterellus cornucopioides. Es una seta bonita y singular, con una textura carnosa, delicada, muy rica y con el valor añadido de su “mediático nombre” al que un servidor cambiaría por Trompetas deliciosas como ya os he comentado.
 
Tengo varias recetas pendientes donde las ricas setas se mostrarán en la escena culinaria de mi cocina de aficionado como protagonistas de honor y aquí estoy una vez más por causa de Conchi quien ha compartido en Facebook unas bonitas fotografías de esta hermosa seta.
Un delicioso revuelto de huevos rotos con Trompetas de los muertos o Craterellus cornucopioides, Boletus edulis y Cantharellus cibarius.

Craterellus cornucopioides que compré en la Plaza de Lugo en La Ciudad de Cristal
1º.- Confitamos a fuego muy lento 300 gramos de Trompetas de los muertos en aceite de oliva virgen extra con un poquito de sal durante 90 minutos, escurrimos muy bien las setas con un colador y reservamos.
2º.- En una sartén con abundante aceite donde previamente hemos confitado  las Trompetas de la muerte, freímos unos deliciosos huevos caseros y añadimos sobre ellos, las setas y sal en escamas a nuestro gusto.Una opción exquisita, un plato de lujo donde merece la pena, mojar, mojar, mojar y degustar un rico pan de mi querida tierra gallega.
Antes de continuar compartiendo con vosotros otra rica propuesta, os invito a disfrutar de este estupenda entrada o post que mi querida amiga y compañera bloguera Carmen Rosa del blog denominado “Mi cocina” ha dedicado a los huevos fritos.  No os perdáis esta entrada en su rica y variada cocina con aromas de Málaga porque su contenido es muy ilustrativo y después de leer con atención sus recomendaciones pecaréis esta noche -no me malinterpretéis- cayendo en la tentación y friendo como Dios manda un par de huevos con patatas fritas, un exquisito plato, un plato universal que gusta a todo el mundo, a niños y a mayores.

Ingredientes para tres personas:

6 huevos caseros (2 por comensal).
100 gramos de Cantharellus cibarius frescos.
100 gramos de Trompetas de los muertos frescas o confitadas.
50 gramos de Boletus edulis frescos.
Aceite de oliva virgen extra.
Pimienta negra recién molida.
Un diente de ajo rojo (opcional).
Sal.

Preparación:
1º.- Salpimentamos a nuestro gusto las setas y las salteamos a fuego medio durante tres minutos con un poquito de aceite de oliva virgen extra y reservamos.
2º.- Incorporamos uno a uno los 6 huevos, subimos la temperatura, añadimos un poquito de sal en escamas sobre cada yema y comenzamos a romper o trocear los huevos.
3º.- Posteriormente, bajamos la temperatura a fuego lento y mezclamos con cariño los huevos rotos con las ricas setas durante un par de minutos. Emplatamos muy rápido, y con pan tostado, pan frito o pan natural  comenzaremos a mojar, a mojar, a degustar y disfrutar.
Un plato exquisito para compartir y que os animo a cocinar siempre que tengáis la fortuna de disfrutar de un otoño tan bonito y tan generoso en setas como el que hemos disfrutado el año pasado.
Con este rico plato me han entrado ganas de cantar y si tuviera la hermosa voz de Alastair Miles le cantaría a las Trompetas de los muertos esta preciosa canción.
Print Friendly, PDF & Email