La primera vez que María y yo degustamos esta sabrosa especie de alga marina denominada Codium o también Ramallo de mar fue en una visita al restaurante A Horta do Obradoiro en mi querido Santiago de Compostela. En la fotografía inferior podéis observar a pie de las diferentes brochetas de pescados, esta singular variedad de alga marina cuyo intenso sabor a mar os recordará sin lugar a dudas al delicioso sabor de los  percebes.

El Ramallo de mar o Codium es un alga que podemos cocinar de forma natural en salsas, arroces, como aderezo, aromatizando aceites, con pescados o mariscos o hervida como una verdura más, en croquetas, tortillas, purés, etc.

Fuente consultada: Portomuiños

Hoy comparto con vosotros una receta de Mejillones de Galicia en salsa marinera con alga Codium o Ramallo de Mar. Cocinaremos sólo una parte de los 150 gramos de Codium en un par de minutos. El resto del alga Codium la incorporaremos de forma natural sobre cada mejillón como podréis observar en las fotografías inferiores. La textura del alga Codium es muy agradable, su sabor es exquisito y podremos disfrutar de una forma intensa de los aromas, sabores y colores del Atlántico en nuestra propia casa. ¿Os apetece probar la experiencia?; muy bien amigos, vamos a ello.

Fritura de Mar en el Restaurante “A Horta do Obradoiro” en Santiago de Compostela. Una visita obligada que os recomiendo con afecto queridos amigos.

Alga Codium o Ramallo de Mar.

Ingredientes: 800 gramos de mejillones de Galicia, 150 gramos de Ramallo de mar o Codium, 1 decilitro de A.O.V.E, 1 cebolleta, 1 diente de ajo morado, el zumo de medio limón, una cucharadita de pan rallado, una pizca de pimienta negra, una cucharada de perejil picado, un poquito de vino de Rueda Solera, caldo de los mejillones al vapor que colaremos previamente por un tamiz fino.

Preparación: Limpiamos muy bien los mejillones y los cocemos al vapor, les retiramos una de sus valvas y los situamos sobre una sartén o cazuela baja amplias. Sobre cada mejillón colocamos un trozo de alga Codium natural y reservamos. Reservamos el agua de la cocción de los mejillones que colaremos previamente.

En una sartén vertemos el A.O.V.E y pochamos a fuego lento durante unos minutos una cebolleta y un diente de ajo morado picados previamente en brunoise con un poquito de pimienta negra recién molida. Cuando la cebolleta esté transparente y tierna añadimos un poquito de zumo de limón, el pan rallado y removemos durante unos segundos. A continuación incorporamos el vino de Rueda Solera y el perejil picado a nuestro gusto reduciendo el vino durante unos minutos. Seguidamente incorporamos un poco del caldo caliente de los mejillones y una parte generosa de las algas Codium que hemos partido con las manos en trocitos, manteniendo la cocción durante un par de minutos nada más.

Emplatamos rociando los mejillones con la sabrosa salsa caliente, un poquito más de perejil bien picadito y maridamos el plato con un sabroso y afrutado vino de Bodegas Martín Códax.

Me despido de vosotros con algunas fotografías del paso a paso de esta apetitosa propuesta de cocina de mar y os deseo un feliz fin de semana invernal.

Limpiamos muy bien los mejillones y los cocemos al vapor, les retiramos una de sus valvas y los situamos sobre una sartén o cazuela baja amplias.

Sobre cada mejillón colocamos un trozo de alga Codium natural y reservamos. Reservamos el agua de la cocción de los mejillones que colaremos previamente.

En una sartén vertemos el A.O.V.E y pochamos a fuego lento durante unos minutos una cebolleta y un diente de ajo morado picados previamente en brunoise con un poquito de pimienta negra recién molida. Cuando la cebolleta esté transparente y tierna añadimos un poquito de zumo de limón, el pan rallado y removemos durante unos segundos. A continuación incorporamos el vino de Rueda Solera y el perejil picado a nuestro gusto reduciendo el vino durante unos minutos. Seguidamente incorporamos un poco del caldo caliente de los mejillones y una parte generosa de las algas Codium que hemos partido con las manos en trocitos, manteniendo la cocción durante un par de minutos nada más.

Emplatamos rociando los mejillones con la sabrosa salsa caliente, un poquito más de perejil bien picadito y maridamos el plato con un sabroso y afrutado vino de Bodegas Martín Códax.

 

 

Print Friendly, PDF & Email