Queridos amigos, ha comenzado un nuevo año y aunque reconozco que he sido un poco remolón -disculpad por favor a este imperfecto mortal- para comenzar a calentar fogones virtuales en mi cocina de amateur gastronómico, os deseo una vez más mucha salud y muchos momentos y circunstancias felices en el camino durante el presente año 2017.

Mi primera aportación gastronómica en este espacio de encuentro está dedicada a la cocina tradicional de caza. En esta ocasión, para explicar los ingredientes y la preparación en síntesis de dos platos exquisitos de corzo, me remitiré a las recetas de tres platos de caza que ya están a vuestra disposición en el blog con algunas variaciones en cuanto a aderezo previo e ingredientes básicos. Las mencionadas recetas son las siguientes:

Estofado de corzo con setas.

Estofado de jabalí a la cerveza con Boletus.

Cordero gallego asado con uvas.

Aderezo previo de la carne de corzo:

Como ya os he comentado en Instagram, el reto era cocinar un corzo entero y después de limpiar con detenimiento la carne de tejidos duros, pieles y tendones, decidí aderezarla previamente de la misma forma -con pedazos de manzanas Reineta incluidas- que había hecho en la receta del Estofado de jabalí a la cerveza con Boletus. 

Guiso de corzo con setas:

Para guisar las costillas, el espinazo y una pierna del corzo previamente deshuesada, opté por añadir como ingredientes al plato setas. En esta ocasión, opté por incorporar 500 gramos de Cantharellus tubaeformis  o “angula de monte” y aproximadamente unos 350-400 gramos de Boletus edulis previamente salteados en cero coma. Esta decisión ha sido muy afortunada y el guiso que cociné a fuego lento estaba exquisito. La ventaja añadida de este guiso es que las costillas y el espinazo del excelente corzo son partes tiernas y muy jugosas que han dado como resultado un plato de caza rico, rico de verdad.

El guiso de corzo con setas lo acompañamos con arroz Basmati. La salsa queridos compañeros estaba para chuparse los dedos.

Paletillas y pierna de corzo asadas con Castañas de Galicia con I.G.P y uvas de fin de año.

Para asar el corzo incorporé al asado unas excelentes Castañas de Galicia congeladas y previamente cocidas directamente sin descongelar en agua hirviendo durante 15 minutos. También añadí al asado uvas que nos habían sobrado de fin de año y esta decisión ha gustado mucho a los comensales. Recordad que no debemos desperdiciar alimentos. “Más alimento, menos desperdicios“.

El asado de corzo lo acompañamos con uvas y castañas asadas en su salsa, puré de Castañas de Galicia con I.G.P y una deliciosa mermelada de moras. La verdad es que fue visto y no visto.

Comparto con vosotros algunas fotografías y unos breves vídeos que hice en la cocina de mi suegra mientras cocinaba “magnis itineribus” para el grato recuerdo de esta experiencia en mi cocina.

Os invito a cocinar platos de caza dado que con interés, buena actitud y cariño todo es posible, además, vuestros comensales os lo agradecerán.

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email