Todos los años procuro dedicar un post o receta para celebrar San Valentín o día de los enamorados aunque vosotros ya sabéis que para tener la gran fortuna de conseguir, compartir y mantener un amor sincero y verdadero en una pareja es necesario estar en forma para mantener durante el camino una carrera de fondo, metafóricamente hablando.

Es la primera vez que he cocinado este tipo de pasta y os puedo asegurar que ha sido una experiencia muy agradable pudiendo conseguir un resultado excelente y un plato exquisito para enamorar a los amantes de la pasta y de los mariscos.

Estos excelentes Spaghetti Nero di sepia han maridado muy bien con los langostinos, el pulpo y los mejores mejillones del mundo así que yo de vosotros no dudaría un solo instante en cocinar un plato tan delicioso para compartir y en su caso para enamorar a cualquier mortal que realmente se lo merezca.

IMG_20160207_113700

Ingredientes:

500 gramos de Spaghetti nero di sepia.
1/2 kilo de langostinos de calidad.
250 gramos de pulpo de Camariñas cocido.
1 kilo de mejillones de Galicia con I.G.P.
2 tomates naturales sin piel.
1 cucharada generosa de concentrado de tomate.
2 dientes de ajo rojos.
3 cucharadas de Vino de Rueda Solera.
2 cucharadas de vino blanco ( Albariño y Godello).
Pimienta negra.
A.O.V.E.
Sal.

IMG_20160207_132108

Me han encantado la textura y el sabor de estos Spaghetti nero di sepia.

Preparación:

Limpiamos muy bien los mejillones y los abrimos al vapor en una cazuela rociando con tres cucharadas de A.O.V.E el fondo de la misma y sin añadir ni una sola gota de agua. Lavamos los tomates en agua fría, los secamos y al mismo tiempo hacemos dos pequeñas incisiones superficiales en forma de cruz en cada uno de ellos y los escaldamos en agua hirviendo durante un minuto con la finalidad de retirarles la piel con facilidad aprovechando toda su carne. Picamos los ajos y los dejamos macerando mientras tanto en medio vaso de A.O.V.E.

Retiramos una valva de cada mejillón, colamos el caldo que han soltado al cocerse al vapor y reservamos. En una sartén añadimos los ajos y el aceite y sofreímos a fuego lento hasta que adquieran un ligero color doradito, añadimos el tomate picado en brunoise, salpimentamos y sofreímos durante unos minutos hasta obtener una salsa sabrosa. Rectificamos el punto de acidez con una cucharadita de azúcar Panela si fuera necesario. Añadimos una cucharada generosa de concentrado de tomate, sofreímos durante unos minutos más y rociamos con un poquito de Vino de Rueda Solera subiendo la temperatura del fuego hasta que se consuma el alcohol de este sabroso y aromático vino.

Calentamos el excelente pulpo de Camariñas durante 5 minutos en agua hirviendo y lo reservamos en un plato. Limpiamos muy bien los langostinos y los reservamos con sus cabezas.

En una cazuela introducimos, los mejillones y el pulpo cocidos y volcamos sobre ellos la sabrosa salsa de tomate, el caldo filtrado de los mejillones y reservamos.

En una sartén con un par de cucharadas de A.O.V.E sofreímos a fuego medio y aplastamos con una cuchara de madera las cabezas de los langostinos para extraerles su sabroso jugo, rociamos con un poquito de vino blanco, reducimos, colamos el jugo de las cabezas y lo añadimos a la cazuela sobre nuestros ingredientes.

Cocemos la pasta según las indicaciones del fabricante en agua hirviendo con sal durante 8 minutos para que nos quede con una textura al dente. Aunque lo recomendable sería utilizar 1 litro de agua por cada 100 gramos de pasta – 5 litros por 500 gramos- , yo sólo he utilizado 3 litros de agua para 500 gramos añadiendo un poco de sal cuando el agua estaba hirviendo fuerte. Lo importante es remover la pasta de vez en cuando para que no se adhiera a la cazuela sin añadir ni una sola gota de A.O.V.E. Si tenéis tiempo, espacio en la vitrocerámica y una cazuela amplia para añadir los 5 litros, estupendo, de lo contrario, os aseguro que esta pasta no os decepcionará porque ha quedado exquisita y ha tenido un comportamiento excelente al escurrirla y rociarla posteriormente con agua fría con las manos varias veces.

En general incurrimos en el error de pasar demasiado el marisco al cocerlo o cocinarlo a la plancha o al horno de ahí que las colas de los langostinos las marcaremos a fuego fuerte en “cero coma” con un poquito de guindilla roja sin semillas observando su bonito cambio de color para que queden muy jugosas como así ha sido en este caso.

Incorporamos las colas de los langostinos salteadas ligeramente a la cazuela y posteriormente los Spaghetti nero di sepia bien escurridos. Removemos con cariño para que se mezclen muy bien todos los jugos y sabores con los Spaghetti y comenzamos a servir a los comensales sin más demora acompañando este delicioso plato con un rico vino Godello con D.O. Valdeorras como así ha sido en este caso.

IMG_20160207_114654

Limpiamos muy bien los mejillones y los abrimos al vapor en una cazuela rociando con tres cucharadas de A.O.V.E el fondo de la misma y sin añadir ni una sola gota de agua.

IMG_20160207_114941

Picamos los ajos y los dejamos macerando mientras tanto en medio vaso de A.O.V.E.

IMG_20160207_120431

Lavamos los tomates en agua fría, los secamos y al mismo tiempo hacemos dos pequeñas incisiones superficiales en forma de cruz en cada uno de ellos y los escaldamos en agua hirviendo durante un minuto con la finalidad de retirarles la piel con facilidad aprovechando toda su carne.

IMG_20160207_120437

Retiramos una valva de cada mejillón, colamos el caldo que han soltado al cocerse al vapor y reservamos. En una sartén añadimos los ajos y el aceite y sofreímos a fuego lento hasta que adquieran un ligero color doradito, añadimos el tomate picado en brunoise, salpimentamos y sofreímos durante unos minutos hasta obtener una salsa sabrosa. Rectificamos el punto de acidez con una cucharadita de azúcar Panela si fuera necesario.

IMG_20160207_121255

IMG_20160207_121314

IMG_20160207_122524

Añadimos una cucharada generosa de concentrado de tomate, sofreímos durante unos minutos más y rociamos con un poquito de Vino de Rueda Solera subiendo la temperatura del fuego hasta que se consuma el alcohol de este sabroso y aromático vino.

IMG_20160207_120550

Calentamos el excelente pulpo de Camariñas durante 5 minutos en agua hirviendo y lo reservamos en un plato. Limpiamos muy bien los langostinos y los reservamos con sus cabezas.

IMG_20160207_121652

IMG_20160207_121758

 

IMG_20160207_122846

IMG_20160207_123303

En una cazuela introducimos, los mejillones y el pulpo cocidos y volcamos sobre ellos la sabrosa salsa de tomate, el caldo filtrado de los mejillones y reservamos.

IMG_20160207_123310

IMG_20160207_123538

IMG_20160207_123543

IMG_20160207_124034

IMG_20160207_124254

IMG_20160207_124631

En una sartén con un par de cucharadas de A.O.V.E sofreímos a fuego medio y aplastamos con una cuchara de madera las cabezas de los langostinos para extraerles su sabroso jugo, rociamos con un poquito de vino blanco, reducimos, colamos el jugo de las cabezas y lo añadimos a la cazuela sobre nuestros ingredientes.

IMG_20160207_153707

IMG_20160207_153127

Cocemos la pasta según las indicaciones del fabricante en agua hirviendo con sal durante 8 minutos para que nos quede con una textura al dente. Aunque lo recomendable sería utilizar 1 litro de agua por cada 100 gramos de pasta – 5 litros por 500 gramos- , yo sólo he utilizado 3 litros de agua para 500 gramos añadiendo un poco de sal cuando el agua estaba hirviendo fuerte. Lo importante es remover la pasta de vez en cuando para que no se adhiera a la cazuela sin añadir ni una sola gota de A.O.V.E. Si tenéis tiempo, espacio en la vitrocerámica y una cazuela amplia para añadir los 5 litros, estupendo, de lo contrario, os aseguro que esta pasta no os decepcionará porque ha quedado exquisita y ha tenido un comportamiento excelente al escurrirla y rociarla posteriormente con agua fría con las manos varias veces.

IMG_20160207_153605

IMG_20160207_154622

IMG_20160207_152601

IMG_20160207_154052

En general incurrimos en el error de pasar demasiado el marisco al cocerlo o cocinarlo a la plancha o al horno de ahí que las colas de los langostinos las marcaremos a fuego fuerte en “cero coma” con un poquito de guindilla roja sin semillas observando su bonito cambio de color para que queden muy jugosas como así ha sido en este caso.

IMG_20160207_154340

IMG_20160207_155354

Incorporamos las colas de los langostinos salteadas ligeramente a la cazuela y posteriormente los Spaghetti nero di sepia bien escurridos. Removemos con cariño para que se mezclen muy bien todos los jugos y sabores con los Spaghetti y comenzamos a servir a los comensales sin más demora acompañando este delicioso plato con un rico vino Godello con D.O. Valdeorras como así ha sido en este caso.

IMG_20160207_174348

Un plato para conquistar a vuestra pareja en San Valentín y si lleváis más de treinta años casados como nosotros para compartir en familia y disfrutar de la cocina y de la vida misma.